jueves, 27 de septiembre de 2012

Los presupuestos del autoengaño.



Los presupuestos que ha presentado hoy el gobierno son un chiste. Proyectan un -0.5% de crecimiento del PIB para 2013, y en consecuencia esperan unos ingresos irreales. Como si los ajustes y aumentos de impuestos no fuesen a perjudicar a la economía. Todos los actores y agencias externas esperan una caída del PIB del doble o triple.

Como dice este artículo:

Sencillamente el gobierno está haciendo exactamente lo contrario de lo que se necesita para una rápida recuperación. Hace falta bajar impuestos, bajar gasto público, reducir déficit y deuda, equilibrar el presupuesto y liquidar las malas inversiones y las deudas incobrables. También hace falta estimular el ahorro mediante tipos de interés más altos.