miércoles, 20 de agosto de 2008

La Miel atrae a las Moscas




Siempre habrá quien ingenuamente se crea que por llevar uniforme, o por haber sido elegidos "por el pueblo", nuestros líderes políticos y funcionarios son más puros que la nieve virgen, que su vocación de servicio público es más fuerte que cualquier tentación. Incluso descalificarán a quien señale la desnudez del emperador como paranoícos... pero no hay que ser más que un poco escéptico y tener los ojos abiertos para comprobar que un título oficial no es vacuna contra la debilidad humana. Pero además lo cierto es que cuando se toca poder, las oportunidades de pecar son mayores... por pura estadística hay más corruptos en los departamentos antidroga o en la concejalía de urbanismo... En España llevamos una racha bastante impresionante de escándalos: El "Sheriff de Coslada", el gobierno Balear, el Juez de Roca, los policías que robaron 100 kilos de cocaina en Sevilla, el escolta de la jefa de prisiones... y un largo etcetera.

Por desgracia, sigue haciendo falta repetir una verdad milenaria: El Poder corrompe. Sí, a todo el mundo le suena esta frase, pero parece que nadie saca la conclusión lógica, si así fuese no veríamos como la solución a todos los problemas parece pasar siempre por acudir al omnipotente Estado para que nos rescate.

1 comentario:

Javier dijo...

Gallatín, ¿no estabas disfrutando de unos espectaculares días de playa rodeado de hermosas mujeres y grandes amigos? Interneeee