jueves, 17 de julio de 2008

Propiedad y Control


Socialismo y Fascismo se parecen en mucho y no por el tópico ese de "los extremos se tocan". En ninguna escala que mida algo con significado real se puede considerar que estos dos sistemas políticos sean extremos, o al menos que estén en extremos opuestos. La clave de por que se parecen está en las consecuencias que tienen para el Derecho de Propiedad.

La Propiedad es control. Dominio sobre la cosa, para disponer, usar, disfrutar, alterar y excluir a otros.

El socialismo supuestamente, "ideológicamente", resulta en la abolición de la propiedad privada, la nacionalización de los recursos productivos. Legal y nominalmente la propiedad pasa a ser "Pública", del estado, del Pueblo. En la práctica, realmente, el control no puede ser ejercido por todos, el uso y el dominio tampoco, por lo que la propiedad real queda en manos de funcionarios y políticos, que decidirán en nombre del bien común.

El Fascismo, o Corporatismo, tal y como se inventó en Italia y copió después en múltiples Estados, nominal y legalmente respeta la propiedad privada. En realidad el "pacto social" entre sindicatos, empresas y Estado, que abanderaron todos los sistemas corporativistas implicaba una regulación exhaustiva de lo que los propietarios podían hacer con sus bienes y de lo que se podía acordar mediante contrato. En Italia, Alemania y otros países que les copiaron el principio de Autoridad sustituyó a la libre disposición y vació de contenido el derecho de Propiedad. No se podía disponer, alterar ni disfrutar sin permisos y autorizaciones. En la práctica el control (y por tanto la verdadera propiedad) quedaba también en manos de políticos y funcionarios.

Es por eso por lo que, diga lo que diga la propaganda y el marketing político (e histórico), el funcionamiento de estos sistemas era tan parecido. Las diferencias radicaban en qué facciones se hicieron con el control, no en como lo ejercían. El hecho de que tanto Mussolini como Hitler militasen en partidos socialistas antes de crear los suyos también da pistas...

-------------------------

¿Por qué los liberales hacen tanto hincapié en la relación entre Propiedad y Libertad?

En primer lugar la propiedad es el medio para ejercer las libertades: La libertad de prensa es difícil de ejercer si no controlas un periódico. La libertad de culto o de reunión se complica mucho sin un sitio donde reunirse (las catacumbas no cuentan).

Sobre todo la propiedad es la forma más efectiva de descentralizar, de reducir la concentración de poder. 100 millones de propietarios decidiendo que bombilla prefieren no es lo mismo que 1 comisario de la UE tomando la decisión por ellos. El principio de Libertad está contrapuesto al principio de Autoridad.

La Propiedad es además la forma de asociar la Responsabilidad a la Libertad. El valor de un bien descuidado y maltratado, ya sea una vaca, una casa o una marca, baja. El vicio conlleva su castigo, la virtud su premio. No impide la libre decisión, pero asocia consecuencias a cada acto. Comparese con el reparto de responsabilidad y consecuencias en los bienes de propiedad compartida. ("Tragedia de los bienes comunales").