viernes, 9 de mayo de 2008

La Delgada Linea Azul



Ayer mostrábamos cuanto se puede confiar en los políticos europeos. Hoy toca la policía española. La Mafia policial de Coslada se diferenciaba en poco en sus métodos y fuentes de ingresos de la familia Corleone. La mayor diferencia reside en la impunidad que les da su uniforme. Sigue haciendo mucha falta mantener el escepticismo frente a la propaganda oficial y la complicidad de muchos medios, porque claro, las pequeñas tramas locales se pueden destapar pero ¿Qué pasa con las grandes? Sí, esas que implican a ministros del Interior... (en España tenemos varias en nuestra historia reciente).