martes, 13 de mayo de 2008

Incompatibles



Llevo mucho tiempo diciéndolo. Por pura lógica los derechos de primera generación (Libertad, Propiedad y Vida) también conocidos como Derechos Naturales o Derechos negativos (puesto que implican una obligación negativa de las terceras personas: no vulnerarlos) son incompatibles de raiz con los Derechos Positivos o "Derechos Sociales" y otros derechos que recoge nuestra Constitución y que, si han de ser verdaderos derechos y no mero voluntarismo, implican una obligación positiva de terceras personas de suministrar bienes y servicios a sus titulares. Es decir subordinan la libertad, propiedad y vida de unos a la de otros.

Titulares como este demuestran lo inevitable de este enfrentamiento:
"El derecho a vivienda digna está por encima del interés del propietario"
"Los pisos vacíos podrán ser expropiados, según la nueva Ley del Suelo"

Lo que pasa es que luego resulta que los bondadosos políticos que pretenden repartir prebendas con el dinero (o los pisos) robados, luego tampoco son capaces de garantizar nada. Resulta que la Sociedad Pública de Alquiler tiene más pisos vacíos que nadie... Supongo que la UE tendrá que expropiarlos, y si ellos aún no lo consiguen se los expropiará la ONU y así hasta que haya un superordenador inteligente capaz de asignar a cada ser humano una vivienda digna... o bien podríamos intentar entender de una vez como funcionan el orden espontáneo, los mercados descentralizados y los derechos de Propiedad.